Saneamiento térmico de viviendas

Debido a que los costes de energía están en aumento y los recursos son limitados, el ahorro de energía es un tema cada vez más importante.

Actualmente, el hogar medio de Viena consume habitualmente 12,35 € por metro cuadrado.

Esto resulta en un consumo anual de energía calorífica de unos 14.500 kWh por metro cuadrado en una vivienda de 100 m2. De esta, aproximadamente el 90 % se gasta en calefacción y el 10  % en agua caliente y cocina.

La energía de la casa se pierde en la siguiente proporción:

  • aproximadamente un 40 % a través de las paredes externas
  • aproximadamente un 30 % a través del techo/tejado
  • aproximadamente un 15 % a través de la chimenea (calefacción)
  • aproximadamente un 10 % a través del sótano
  • aproximadamente un 5 % a través de las ventanas

Gracias al desarrollo de nuevos sistemas de calefacción, la energía calorífica puede usarse de manera más eficiente.

Sin embargo, la manera más eficiente de ahorrar energía es no llegar a gastarla.

No obstante, no hay que replantearse solamente los costes de energía directos.

Tras la ratificación del Tratado de Kioto, y de los objetivos adicionales de energía y medioambientales de la UE, y, debido a sus escasos contingentes, el estado austriaco debe adquirir costosas cuotas de emisión de gases.

Estos costes afectan a los presupuestos estatales y, con esto, a todos los contribuyentes.

 

Con nosotros podrá ahorrar importantes recursos para la posteridad. Puede programar una cita con nosotros para aprovechar la posibilidad de asesoramiento personalizado.

+43 1 4164258-0